sábado, 16 de abril de 2016

¿Cuántas invitaciones mandar hacer?

Una de las preguntas que me hacen con más frecuencia es ¿Cuántas invitaciones mandar hacer para mi boda o XV años? 


La respuesta depende de cada evento, algunos son festejos íntimos con pocos familiares y amigos, mientras que otras personas deciden celebrar con grandes fiestas y una cantidad numerosa de invitados.
Lo ideal es hacer una lista, aunque sea un cálculo rápido de familia y amigos. Una vez hecha, aplicar la regla siguiente: Dividir entre 2 el número de personas que quieras tener en el evento y a esa cantidad sumar el 20%.

Por ejemplo: 200 invitados/2 = 100 + 20% = 120 invitaciones.

Debes tomar en cuenta que a veces hay invitados de última hora con los que no contabas. Pero con este cálculo cubrirás incluso los imprevistos. 



También existen otros factores a considerar, por ejemplo, cuando tus invitados son la mayoría de la misma ciudad donde se realizará el evento, la probabilidad de asistencia de todos es alta, en cambio si tus invitados viven muy lejos, es posible que no puedan estar presentes para la celebración. Ese porcentaje de inasistencias probables, te puede dar margen a repartir un poco más de invitaciones extra, digamos un 10% más, lo cual finalmente variará el número total de invitaciones a encargar.

Así que como ves, el número de invitaciones necesarias, es distinto para cada evento y depende de las circunstancias de cada uno, pero esa regla básica nos sirve muy bien a todos, considerando también lo siguiente: 

  • Familias que conviven bajo el mismo techo: se entrega una invitación por familia.
  • Parejas o matrimonios que viven aparte: se entrega una invitación por pareja. 
  • Invitados que irán solos: se entrega una invitación por persona. 

En este último punto es bueno también sugerir la confirmación de asistencia. Supongamos que quieres invitar a una amiga para que vaya también con su pareja, si lo desea. Le darás una sola invitación para los 2, y después te confirmará si irá sola o acompañada.


En el caso de festejos de XV Años, llega a ser numerosa la cantidad de invitados que van solos, y la mayoría son adolescentes y jóvenes amigos de la quinceañera.  Una buena medida para reducir costos en ese aspecto es repartir entre los jóvenes un tipo de invitación menos formal, pero igualmente bellas o "lindas" y especiales. 


Lo ideal es no hacer gastos innecesarios, pero las invitaciones es una de las partes más baratas, sería una pena quedarse corta y dejar por fuera de tan importante evento alguna persona especial.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Me encantan sus visitas pero más me encantan sus lindos comentarios! ¡Gracias!